Gobierno de El Salvador
Ministerio de Trabajo y Previsión Social

CNSM apertura proceso de recepción de propuestas para revisión de aumento al salario mínimo

San Salvador, miércoles 6 de marzo de 2019

Este día –miércoles 06 de marzo- inició el proceso de recepción de propuestas de revisión del salario mínimo actual, de acuerdo al Código de Trabajo en el Art. 159 que establece: “Los salarios mínimos fijados por decreto deberán ser revisados, por lo menos, cada tres años”, por tanto el CNSM recibirá documentación de propuestas para revisión de aumento al salario mínimo por parte de entes representantes de diversos sectores, así lo manifestó el Lic. Roberto Alejandro Rosales, Presidente del Consejo Nacional de Salario Mínimo –CNSM-

El actual salario mínimo entró en vigencia el pasado enero 2017, por tanto en mandato a la legislación, este proceso debe iniciar, puntualizó Rosales. Por su parte el Economista y representante del sector gobierno en el Consejo Nacional de Salario Mínimo, Lic. Cesar Villalona, presentó un informe en el que refleja las ventajas y beneficios que ha abonado a la dinamización de la economía de las familias con respecto al aumento del salario mínimo, a continuación el detalle:

Población beneficiaria del aumento: 350,000 personas

 

Beneficiaria directa: Alrededor de 241,000 trabajadoras y trabajadores del sector privado.

 

Beneficiaria indirecta: 

Alrededor de 19,000 beneficiarias del Fondo de Protección de Lisiados, cuyas pensiones por discapacidad se calculan como porcentajes del salario mínimo de comercio y servicios.

Alrededor de 90,000 personas que laboran en el gobierno y cuyos aguinaldos aumentaron porque se fijan de acuerdo al salario mínimo de comercio y servicios.

 

Inflación baja: 2.04% en 2017 y 0.43% en 2018.

 

Reducción brecha entre salario y Costo de la Vida: Los salarios aumentaron entre 52 dólares y 180 dólares, según la rama de la economía, y el Costo de la Vida solo creció 12.5 dólares en el área urbana y 23 dólares en el área rural.

 

Reducción de la pobreza: En el “Panorama Social de América Latina y El Caribe”, diciembre 2018, la CEPAL dice que “entre 2016 y 2017, la pobreza cayó en Argentina, Colombia, Costa Rica, El Salvador y el Paraguay”. Y “entre los países que lograron una mayor reducción de la pobreza (…) en Chile, El Salvador y la República Dominicana los ingresos laborales fueron la fuente que más se incrementó en los hogares de menores recursos”.

 

Mayor consumo privado: 

La remuneración total aumentó más que el Costo de la Vida: 3.4% en 2017 (308 millones) y 3.2% en 2018 (299 millones).

El crédito a los hogares aumentó 3.3% en 2017 y 2018.

Las remesas familiares crecieron 9.7% en 2017 y 8.4% en 2018.

 

 

Mayor inversión privada: 

El crédito de la banca a las empresas creció 8% en 2017 y 11% en 2018.

La importación de bienes de capital creció 2% en 2017 y 8.8% en 2018.

La inversión extranjera neta ascendió a 792 millones en 2017, más del doble de 2016, y a 456.7 millones hasta septiembre de 2018.

 

Más empleo.  En 2017 se crearon 7,451 empleos en el sector privado y en 2018 se crearon 16,362 hasta el mes de noviembre.

 

Aumento del PIB: 2.3% en 2017 y 2.6% en 2018.

 

Aumento de las exportaciones: 6.3% en 2017 y 2.5% en 2018.

 

Conclusiones sobre el aumento salarial

 

Benefició a una parte importante de la población laboral y redujo la brecha entre los salarios mínimos y costo de la vida.

Contribuyó a disminuir la pobreza.

Contribuyó a elevar el consumo nacional, las utilidades de las empresas, la inversión privada, el PIB, el empleo y los ingresos del gobierno.

No disparó los precios ni afectó a las empresas exportadoras.

Pese al notable aumento realizado en 2017, El Salvador sigue con los salarios mínimos más bajos de Centroamérica, después de Nicaragua.

Es importe mencionar que por mandato Constitucional: Art. 38 de la Constitución, Ordinal 2°: “Todo trabajador tiene derecho a devengar un salario mínimo, que se fijará periódicamente. Para fijar este salario se atenderá sobre todo al costo de la vida, a la índole de la labor, a los diferentes sistemas de remuneración, a las distintas zonas de producción y otros criterios similares. Este salario deberá ser suficiente para satisfacer las necesidades normales del hogar del trabajo en el orden material, moral y cultural. En los trabajos a destajo, por ajuste o precio alzado, es obligatorio asegurar el salario mínimo por jornada de trabajo.”

border